top of page

Por qué es importante conocer su mito

Updated: Feb 7

En busca de lo que hay dentro, a través del gótico


Una caperucita roja adulta delante de un bosque con tonalidades verdes
No tengas miedo de lo que puedas encontrar al otro lado.

Hace unos años me invitaron a un grupo de meditación por WhatsApp. Lo primero que pensé fue: "No tengo tiempo para esto", y procedí a decirle a mi amiga y alumna que no podía prometer nada. Su respuesta fue algo así como: ¿qué puedes perder por intentarlo? Puedes ponerte al final del día cuando hayas terminado tus clases, o a primera hora de la mañana para activarte. Tú decides.


Esa flexibilidad y libertad con la que me planteó el ejercicio fue lo que me hizo quedarme hasta el final. Lo mismo había sucedido por la misma época cuando me convencieron de hablar con un dietista cuando un día en la farmacia fui a comprar una crema anticelulítica.


Lo primero que le dije al experto al entrar por la puerta fue que no podía prometer nada porque nunca he sido buena poniéndome restricciones alimentarias. Cuando me respondió que la hoja que me iba a dar cada dos semanas era sólo una guía y no algo fijo con lo que obsesionarme, fue cuando me quedé hasta el final del proceso.


Así que eso fue lo que hice con la invitación, a pesar de no tener ni idea de cómo meditar, quién era Deepak Chopra o qué significaba "mantra". Ni siquiera sabía cómo sentarme correctamente. Pero lo hice de todos modos.


Éramos tres en el grupo.


Antes de la meditación, teníamos que reflexionar sobre algo y escribir lo que se nos había ocurrido. Este ejercicio me ayudó de varias maneras:


  • Me comprometí con la tarea asegurándome de que todos los días tuviera unos minutos para estar dentro de mi cerebro de forma saludable. Esto me ayudó a reducir la velocidad y concentrarme en un solo pensamiento intencional a la vez.

  • Conecté con otras tres personas haciendo el mismo ejercicio y al final de nuestras meditaciones compartimos nuestras visiones, experiencias y pensamientos.

  • Escribí en un papel todos esos anhelos, deseos y sueños más profundos que seguía posponiendo para cuando tuviera más tiempo.

  • Algunas de las imágenes y símbolos que vimos y experimentamos resonaron entre nosotros.

  • Entablamos conversaciones muy interesantes con el resto del grupo sobre las percepciones de cada uno.

  • Sentí que estaba en un espacio seguro para compartir mis sueños e historias de escritura.

  • Recibí muchos comentarios y estímulo para perseguir mis sueños.

Uno de los ejercicios que tuvimos que realizar en uno de los primeros días fue dibujar un proyecto de vida que queríamos conseguir.


Como probablemente ya habrás adivinado, para mí era un libro. En su portada, escribí algo como Alice in Gothic Land, El viaje de un alma mortal. Las imágenes recurrentes eran un bosque, una mujer vestida con una caperuza a punto de atravesar el bosque y llevando un libro en una mano y un farolillo en la otra.


En el momento de hacer estas meditaciones, no sabía mucho sobre psicología junguiana. Probablemente me había topado con un par de términos. Sin embargo, fue durante mis investigaciones que fueron apareciendo más y más conceptos hasta que tropecé con el concepto de “la Sombra” y decidí empezar a incluirlo en mis revistas y boletines mensuales.


Una escritora, y también amiga gótica, me dijo en una de nuestras reuniones: “Sabes Alicia, ese concepto es muy interesante y relevante en la literatura gótica y es algo que podrías explorar más a fondo".


Fue entonces cuando me detuve a prestar atención a quién era Carl G. Jung.


No me había dado cuenta de que ciertos conceptos habían estado apareciendo durante un tiempo, pero no les había prestado atención. También le tenía un poco de miedo, ya que todo lo que había oído hasta ahora de Jung no era muy positivo. Le veía como alguien que había estado tanteando lo desconocido y, por lo tanto, no lo consideraba una fuente fiable aun siendo un profesional de la salud mental.


Pero nada más lejos de la realidad. Cuando comencé a mover todos los hilos, un mundo completamente nuevo se abrió frente a mí. Un mundo que resonó profundamente en mi interior. Cosas como el peso que tenían mis sueños durante el día o el porqué de mi pasión por escribir mis pensamientos e historias desde los ocho años. Pero también, aprender sobre conceptos como “la individuación” o “el mundo arquetípico” arrojó luz sobre lo que ha estado sucediendo detrás de mi pasión por la literatura gótica y cómo los dos campos se complementan y explican entre sí.


No recuerdo dónde leí esto, pero para mí tiene mucho sentido que Jung aprovechara al máximo el arte y la literatura para ejemplificar sus teorías y creencias, de la misma manera que la literatura puede beneficiarse enormemente de la psicología junguiana.


La razón por la que os cuento todo esto es que, durante esos 21 días de meditación, muchas imágenes aparecieron en mi cabeza y se produjo un gran examen de conciencia. En ese momento interpreté esas imágenes y pensamientos como deseos que no estaba escuchando porque estaba demasiado ocupada. Pero luego aprendí que ese empuje hacia ese lado implicaba más de lo que pensaba. También tenía miedo de ser rechazada e incomprendida por las personas que me rodeaban, lo que se conglomeraba con muchos otros sentimientos y pensamientos arraigados en un nivel más profundo.


El proyecto del libro todavía está dentro de mi cabeza y disperso en algunos cuadernos y papeles, y aunque he publicado una historia en un proyecto colaborativo, una breve historia de ficción y participo todos los años en el grupo de lectura de historias de fantasmas navideñas de Lex Jones, todavía no he logrado escribir ese libro. Es como si estuviera esperando a que se materializaran los ingredientes adecuados. ¿Pero por qué sucede esto?


Una de las cosas que he oído decir a algunos analistas junguianos, e incluso he leído del propio Jung, es que, a veces, se nos presentan ciertas imágenes, pero no sabemos realmente lo que significan y no necesariamente sabremos el significado de forma inmediata. A veces es cuestión de tiempo. Lo mismo ocurre con la interpretación de los sueños. Y esto es así porque es posible que todavía no estemos preparados/as para lo que esas imágenes intentan decirnos.


Han pasado tres años desde que comencé a hablar sobre literatura gótica en las redes sociales, y en este tiempo he aprendido mucho de mi investigación mientras intentaba iluminar el viaje de otras personas. He asistido a webinarios, he comprado, leído y reseñado muchos libros. Más recientemente me he embarcado en la loca búsqueda de comprender la psicología junguiana a través de lecturas, haciendo cursos, escuchando podcasts con expertos junguianos y sometiéndome a análisis. Así que ahora estoy empezando a ver una estructura que parece alinearse conmigo.


Creo que ya empiezo a darle sentido a lo que interpreto como mi alter ego en busca de algo interior. Tal vez sea realmente un arquetipo de mi inconsciente personal que finalmente se ha hecho consciente y está tratando de decirme algo sobre una verdad común. Quizás ese grimorio bajo el brazo de Alice sea en realidad “El Libro Rojo de Jung” y lo que estoy haciendo con el farolillo en la mano es invitarte a que vengas conmigo a aprender más sobre nuestras psiques y figuras internas utilizando la literatura gótica y sus representaciones universales de los arquetipos que viven en el inconsciente colectivo.


Si entiendo la idea de encontrar nuestro mito del que habló Jung, sospecho que probablemente Alice in Gothic Land sea más que un canal de YouTube. Siento que es también la historia de mi propio mito. Un mito que voy escribiendo semana tras semana.

Por eso hoy quiero dejarte con la siguiente pregunta: ¿Estás listo/a para seguirle la pista a tu mito?

Flores blancos
Flores

Si quieres saber más sobre este tema, no te pierdas el video de la próxima semana llamado, Cómo explorar tu mito personal, a través de la literatura gótica. Si quieres ser una de las primeras personas en ser notificada, suscríbete a mi canal y dale a la campanilla:





La otra cosa que también puedes hacer es apuntarte a mi curso. Explorando la psique gótica: conceptos junguianos en la literatura donde te ayudo a conectar con tus figuras internas para contribuir a tu desarrollo personal y profesional. Para más información sobre el curso visita la siguiente página:





Si tienes alguna duda o quieres saber más sobre el Gótico y cómo utilizarlo como herramienta de autoexploración y autodescubrimiento puedes contactar conmigo por privado o reservar tu llamada de descubrimiento GRATUITA.


Al profundizar en el gótico interior, descubrirás un camino hacia la grandeza y la autenticidad personal que incluso te sorprenderá.


¿Te perdiste mi seminario web GRATUITO: Explorando las profundidades? HaZ clic en el siguiente enlace:




Espero verte muy pronto.


Hasta la próxima entrada


¡Sigue siendo tan gótico/a!


Alicia


Комментарии


bottom of page