top of page

Cuando lo Gótico se Convierte en un Lugar para Aprender más sobre uno/a Mismo/a

Updated: Jan 16

El cruce de caminos al que todos llegamos un día u otro



Todos llegamos a ese punto en nuestro viaje en el que cuestionamos nuestro "camino hasta ahora". Sí, he tomado esto prestado de la serie de televisión Sobrenatural.


Para muchas mujeres, cuando cumplimos los 40, la sociedad nos dice que ya deberíamos haber alcanzado la vida ideal: un trabajo estable que aporte tranquilidad económica a nosotras y a nuestras familias, un matrimonio perfecto, unos hijos perfectos y las vacaciones perfectas en el extranjero. Sin embargo, también nos da la sensación de que lo único que nos queda es morir. Ya lo hemos hecho todo en la vida.


Así es como también se han sentido algunas de mis alumnas en el pasado.


Lo curioso es que conseguí ayudarles con su viaje de vida, pero no con el mío propio.


UN DESCRUBIMIENTO APABULLANTE


Cuando cumplí los 40, sentí que el mundo a mi alrededor comenzaba a desmoronarse. Las mujeres tenemos una fecha de caducidad basada en nuestros años fértiles. Mi hijo menor nació un mes antes de que yo cumpliera los 40. La carrera por llegar hasta aquí había incluido un embarazo ectópico, que casi me mata, y un embarazo gemelar involutivo, que hubo que interrumpir. Ambas pérdidas me marcaron profundamente.


Alrededor de esa misma época, comencé a sentir que no estaba alcanzando mis objetivos profesionales. Aunque había creado el negocio de mis sueños con mi marido y teníamos la situación ideal para criar a nuestros hijos sin ninguna ayuda externa, estaba atrapada en la espiral de sentir como si "estuviera desperdiciada".


Cuando eres profesor/a de idiomas, no importa cuán innovador/a o creativo/a seas que llegarás a un tope. A pesar de empujar a tus mejores estudiantes a objetivos más altos, la realidad es que tus propias habilidades dejan de ser desafiadas.


Mi llamada: retomar mi carrera como escritora y matar dos pájaros de un tiro. Así fue como comencé un blog personal, pero con muchas dificultades, porque necesitaba mucha ayuda tecnológica. Además, me sentía insegura por no ser una hablante nativa del inglés, a pesar de tener un CPE en inglés y ser filóloga. La gente lo llama síndrome del impostor. Yo lo llamo tener una necesidad exagerada de perfección y validación externa.


¿Ves mis demonios?


Todos sabemos cuando todavía no estamos preparados para algo, y ver a otras personas saltar al vacío me hacía sentir demasiado vulnerable. Pero la persistente idea de continuar con mi carrera como escritora hacía demasiado ruido en mi cabeza.


LA MUERTE LLAMA DE NUEVO A LA PUERTA


En 2018, tenía 43 años y mi marido estaba a punto de cumplir 42 cuando tuvo un íctus del que casi no regresa.


Las cosas cambiaron drásticamente a partir de ese momento, no solo para él cuando vio como su cuerpo se había convertido en un lugar desconocido y extraño para él, sino también como familia, ya que no sabíamos qué esperar.


Tuvimos que volver a repensar nuestras vidas juntos y también individualmente. Mientras mi marido intentaba adaptarse a su nuevo cuerpo y limitaciones, yo volví a mi escondite. Volví a mi amada escritura de historias góticos y lectura e investigación de esta literatura.


Abrí una cuenta de Twitter y empecé a escribí historias para mi blog. No era muy constante debido a mi trabajo diario y mi familia, pero produje muchas piezas sin terminar y comencé a retomar una antigua idea para crear una página web gótica.


Las cosas se complicaron más cuando el COVID-19 nos hizo cerrar nuestra academia física y nos llevó al mundo de lo online, modalidad en la que veníamos trabajando muy lentamente desde el 2015.


EL VIAJE JUNGIANO


Durante mucho tiempo, he estado en negación. El espacio gótico es un lugar muy psicológico pero quería enseñarlo a otros sin profundizar demasiado en este aspecto tan central.


¡Qué equivocada estaba!


Quería ganar dinero con mi pasión por todo lo gótico, pero no quería que la gente me juzgara. Así que ahí estaba yo, enviando señales contradictorias a clientes potenciales que olían mis inseguridades. Y nadie compra cosas que no puede entender.


Como resultado, durante los últimos dos años, me frustré cada vez más tratando de ser como mis mentores de marketing, usando sus palabras y sus estilos, y alimentando mi ego con las acciones equivocadas, porque no estaba yendo al centro de el problema: yo misma.


Cuando cumplí 48 años en noviembre, decidí que no podía realizar ningún trabajo si no trabajaba primero mi sombra, un término con el que me había ido familiarizado cada vez más durante el último año.


Hice un trato conmigo misma y comencé a ir a terapia. Ha sido todo un descubrimiento.


gif

Y, no, mi terapeuta no se parece a Crowley.


PALABRA DEL AÑO: INTROSPECCIÓN


Para muchas personas, sus propósitos para el año son una lista de objetivos destinados a alimentar sus egos. El mío es simplemente abrazar quien realmente soy para poder encontrar la paz conmigo misma y con algunas personas en un mundo que, en este momento, me asustan demasiado.


A través de la literatura gótica, series de televisión, películas, entrevistas, podcasts y mucho más, estoy aprendiendo mucho sobre los arquetipos junguianos aplicados al mundo de la literatura gótica. Pero no solo eso, estoy aprendiendo mucho también sobre mí misma y todo lo que me ha hecho ser quien soy.


Tengo por delante un camino aterrador pero emocionante, y no puedo esperar ver lo que iré descubriendo a medida que profundice en mis miedos enterrados. Cuáles son mis fantasmas y cuánto aprenderé de ellos es la zanahoria que me mantiene activa.


PENSAMIENTOS FINALES


Es muy probable la encrucijada de tu vida te golpee cuando llegues a los cuarenta. Algunas personas se deprimen, otras lo aceptan sin más y otras emprenden un camino de auto-reconocimiento que no pueden ignorar.


Este viaje es diferente para cada uno/a de nosotros/as, pero todos/as compartimos el aspecto oscuro de nosotros/as mismos/as en el que debemos trabajar si queremos seguir adelante.


La pregunta para ti es: ¿estás dispuesto/a a hacer lo que sea necesario para descubrir quién eres realmente en este momento? ¿Estás listo/a para usar la lente gótica como tu mejor aliada para escuchar esas partes de ti que sigues ignorando?


Si ese es el caso, puedes comenzar subscribiéndote a mi revista mensual online donde aprenderás todo sobre los elementos góticos en tu vida cotidiana, cómo identificarlos y qué dicen sobre ti.

¡Espero verte allí!

Hasta la semana que viene,

Gracias por leer

Alicia

4 views0 comments
bottom of page