top of page
  • Writer's pictureAlice

Escribir tus pensamientos y llevar un diario son caminos directos a tu mente inconsciente

Updated: Dec 13, 2023

Aprende a reconocer qué te mueve a través de la escritura terapéutica.

Chica buscando su identidad
Imagen de CANVA

Uno de los regalos que recibí cuando hice la primera comunión fue un set de escritura compuesto por un diaro con llave y candado acompañado de una pluma de plástico con tinta incluida.


Venía todo en una caja con la tapa frontal transperente que dejaba ver el interior. Recuerdo que quedé fascinada con este regalo.


Mi madre me dijo que a partir de aquel momento podría escribir todo lo que me pasaba por la cabeza. Recuerdo mirar el set con una mezcla de curiosidad e impaciencia por comenzar a utilizarlo. Un sentimiento que me sigue acompañando a día de hoy, cada vez que estoy delante de una libreta con páginas en blanco.


Empecé a escribir casi de seguida. Con ganas. Sin importarme la ortografía, o las estructuras, ni si tenía buena letra. Con ocho años lo que único que quería hacer era escribir para liberar todo aquello que se acumulaba en la cabeza e inmortalizarlo para siempre. Era consciente de que mi disco duro se quedaría sin espacio con el tiempo y que además la información se iría deteriorando poco a poco, como pasa con las fotografías. Escribir era la única manera de perpetuar los recuerdos más importantes.


Poco sabía en ese momento que un día esta actividad se convertiría en mi válvula de escape, en mi mejor medio de comunicación cuando no tuviera a nadie con quien hablar, en mi terapia y sobretodo en el camino directo a mi inconsciente.


Las ventajas de haber empezado a escribir mis pensamientos tan jóven han sido muchas, pero hasta hace bien poco no he sabido verlas como tal.


Por eso, en esta entrada de hoy te quiero hablar de todos los beneficios que tiene acceder a tu mente inconsciente a través de la escritura y por qué hoy más que nunca esta es una actividad que deberías comenzar a integrar en tu día a día de forma regular.


Chica escribiendo en un cementerio
Elena Gilbert de Crónicas Vampíricas escribiendo en su diario

Vamos a ello.


¿ESCRIBES O NO ESCRIBES?


Para empezar me gustaría que contestaras a la pregunta de por qué o por qué no escribes.


Después de hacer una lista con tus motivos; bien de forma mental, o de forma escrita (ya sabes la que te voy a recomendar yo), te darás cuenta de cosas que ni si quiera se te abrían pasado por la cabeza de no haberte parado a pensar en estas dos preguntas.


Si eres de esas personas que escribe diarios o mantiene algún tipo de sistema para hacer un seguimiento de sus procesos mentales, seguramente que ya lleves tiempo creando autoconciencia sin darte cuenta, y por eso, para tí, esta es una actividad que das por hecho, y que no te cuesta realizar.


Si eres de los/as que no escribe, la cuestión es: ¿no lo haces porque no tienes tiempo o porque no te gusta escribir?


Por supuesto estamos hablando de escribir por puro placer, ya que normamente escribimos por necesidad: para tomar nota si estás estudiando o por tu trabajo.


Al buscar referencias y ejemplos científicos para ilustrar por qué algunas personas no escriben y lo que sucede cuando no escribimos de forma regular, me he encontrado con un gran vacío informativo tanto en la búsqueda en español como en inglés. Esto no quiere decir que no exista este material, sino que simplemente ha sido muy dificil encontrar información adecuada.


Así que a lo largo de esta entrada iré definiendo qué pasa en nuestra mente cuando no escribimos a través de las ventajas que tiene en nosotros el acto de escribir. Pero sobretodo lo que más me interesa destacar hoy aquí es cómo esta actividad te da directo acceso a información muy valiosa que tan solo se encuentra enterrada en tu inconsciente.


QUÉ DICE DE TI ESCRIBIR A DIARIO


En el artículo Cuando tu mente inconsciente te habla en la librería explico que cuando C.G. Jung rompió en 1913 con su amigo y mentor Sigmund Freud, fue cuando empezó su propio proceso de introspección y de autoconocimiento en un diario que más tarde se transformaría en el famoso Red Book (Libro Rojo) y que llegaría a ser una herramienta de extraordinario valor para futuros estudiosos Junguianos y también, bajo mi entender, para aquellos que se han ido sumergiendo en la psicología en general.


Como el mismo Jung dijo, para él esta fue la época más importante de su vida, ya que a partir de estas notas en su diario pudo desarrollar toda su teoria arquetipal, su teoría sobre la individuación, el inconsciente colectivo y otros muchos conceptos que hacen de la psicología analítica una psicología tan rica y poderosa para muchos.


Para aquellos que crecimos escribiendo, dibujando, documentando nuestros sueños, la psicología analítica nos invita a un ejercicio interno muy potente, que pretende equilibrar tanto aquellos aspectos que consideramos positivos como los que consideramos negativos, en lo que se denomina "integración".


Pero ¿qué dice de nosotros esa necesidad de plasmar todos nuestros pensamientos?.

Cuando eres pequeño/a simplemente te interesa escribir sobre los momentos divertidos que te han pasado, frases que se han dicho que te han llamado la atención, o no olvidar alguna conversación para ti importante.


Pero cuando te vas haciendo mayor, tu diario se convierte en tu confidente. Allí dejas escrito todo lo que no puedes contar a nadie porque te da verguenza, o porque consideras que tus palabras podrían ofender a alguien.


También puede que escribas sobre el dolor que has sentido a causa de una perdida o experiencia emocional muy intensa. En este caso la escritura tiene una función catártica que nos ayuda a abrazar y aceptar nuestro dolor, haciendo que el duelo sea más llevable.


Conforme nos vamos haciendo mayores, el diario se convierte en ese instrumento donde dejas toda tu frustración e incluso escribes diálogos ficticios con aquellas personas que sientes tienes alguna conversación pendiente. En estos casos, la escritura es una manera de cerrar puertas y de conseguir paz interior, aunque la otra persona nunca llegue a oir o leer esas palabras.


Y es en esos diferentes procesos en los que descubrimos algo nuevo sobre nosotros/as que no sabíamos, y que con el ejercicio de escribir, nos hemos tenido que para a escuchar.


We write in a journal to become and to know who we are, not to tell what we already know. The audience is internal. The matter is soul.

Murray Stein in Writing Towards Wholeness. Lessons inspired by C.G. Jung by Susan M. Tiberghien


Traducción libre

Escribimos en un diario para convertirnos y saber quienes somos, no para contar lo que ya sabemos. La audiencia es interna. La materia es alma.

Murray Stein en Writing Towards Wholeness. Lessons inspired by C.G. Jung by Susan M. Tiberghien


Existen varias maneras de utilizar la escritura como fuente de información sobre lo que te está preocupando en esos momentos y qué aspectos consideras necesitas resolver. Lo importante es que sepas que escribir a diario sugiere que eres una persona con gran disposición y ganas de resolver lo que te preocupa o angustia en cada momento.


También quiere decir que eres consciente de que escribir te ayuda en tus procesos de transición ayudándote a integrar partes de ti que quizás hasta ahora habían permanecido escondidas u ocultas a tu parte consciente.


TOMAR DISTANCIA PARA TRATAR LOS PROBLEMAS


Igual que sucede cuando haces una redacción y la dejas reposar para luego poder editarla, cuando escribes un diario, o estás anotando tus pensamientos, estás sacando al exterior lo que llevas dentro. Es una especie de parto mental, a veces doloroso pero necesario.


Por eso es importante dejar esos pensamientos reposar y volver a ellos más tarde, cuando ya hayan pasado unos días o incluso unos meses. De esa manera podrás distanciarte del problema que más te preocupa, ya que entre el tiempo de escribir y volver a leer habrán pasado unos días en los cuales habrás madurado tus pensamientos. Esto es, podrás tomar esa distancia tan necesaria para, entonces, poder comenzar a trabajar con el contenido del texto, conectar ideas y encontrar explicaciones.


Analizar tus escritos de una forma más objetiva es lo que te comenzará a dar paz interior.


Es lo que el Dr. Rafael Salas Muriel describe como un cambio de perspectiva de nuestros sentimientos y emociones que sucede cuando nos vemos "desde fuera" en su página web.


Hay que tener en cuenta que no es lo mismo escribir un diario personal, un listado diario de gratitud, un trabajo de sombra, o un diario de sueños. Cada uno de estos tipos de escritura trabaja una parte de tu narrativa interna. Todas son importantes y todas te ayudan a trabajar un aspecto diferente.


Sin embargo, del tipo de escritura del que te quiero hablar a continuación es de la escritura expresiva, ya que es la más parecida a aquel diario de adolescencia del que te hablaba anteriormente, como veremos a continuación.


BENEFÍCIOS DE LA ESCRITURA EXPRESIVA


Tal y como te decía unas líneas antes, hay varios tipos de escritura, pero para el tema que nos ocupa hoy, quiero hablarte de lo que nos dicen algúnos estudios sobre los beneficios que tiene la escritura expresiva, es decir, aquella escritura en la que hablamos de eventos estresantes o traumaticos de nuestra vida. Esta escritura, resulta ser tan poderosa como ir a terapia ya que sus efectos beneficiosos no tan solo están demostrados a nivel mental sino también a nivel físico. De hecho, esta escritura es tan beneficiosa que exiten retiros en los que personas enfermas de enfermedades como el cancer complementan sus tratamientos con la escritura terapéutica.


Según el artículo Emotional and physical health benefits of expressive writing de Karen A. Baikie y Kay Wilhem, publicado digitalmente por Cambridge University Press, se nos habla de diez beneficios que tiene la escritura expresiva a nivel de salud y de seis a nivel social y de comportamiento.


Entre los beneficios más obvios en la salud de los pacientes se encuentran menos visitas estresantes a los médicos, mejoría en el sistema inmune, reducción de la tensión arterial, mejoría en organos como pulmones o higado, por lo tanto reducción en las visitas médicas y por lo tanto del impacto emocional tan positivo así como una reducción de sintomas depresivos.


En cuanto a los beneficios a nivel social y de comportamiento encontramos: menos afectación en la vida laboral, lo cual da estabilidad a la persona, mejoras de memoria, ganas de comunicarse con los demás y de emprender actividades sociales y deportivas, mejorías académicas en estudiantes e incluso mejoras en la expresión oral en general, apartado sumamente importante, ya que una mejor expresión oral favorece a una comunicación más efectiva.


Aunque estas sean características de los beneficios para la escritura expresiva, muchos de estos aspectos también se pueden aplicar a lo que sucede en nuestro cuerpo y mente cuando escribimos, por ejemplo, lo que hemos soñado la noche anterior.


Escribir nuestros sueños nos ayuda a más tarde analizar los mensajes que nos da nuestro inconsciente, sobretodo los mensajes de nuestras pesadillas. Lo que mucha gente no sabe es que los sueños nos ofrecen imagenes arquetipales de lo que nos traumatiza, preocupa o hemos reprimido.


Por ello creo que es muy importante la combinación de documentar tanto lo que nos preocupa de nuestras interacciones con otros durante el día en un diario expresivo, como lo que soñamos por la noche en un diario de sueños.


Ambos analísis son complementarios y nos dan ese equilibrio que estamos buscando. No olvidemos que todavía vivimos en una sociedad en la que seguimos dejando de lado toda la información valiosa que aparece en nuestros sueños.


Creo que en un futuro no muy lejano comenzaremos a dar más importancia a todo lo que aparece en nuestros sueños. Si lo piensas bien, nos pasamos la mitad de nuestra vida soñando, por lo que es muy importante escuchar más atentamente lo que pasa no tan solo durante el sueño sino también lo que sucede justo antes de dormir y justo antes de que nos levantemos.


Ejemplos de la importancia que historicamente han tenido los sueños y los efectos que tienen sobre nosotros durante el día, es algo que encontramos muy bien ejemplificado en la literatura gótica y también en las películas de terror.


Y si no que se lo digan a Freddie


De la conexión entre lo que pasa en los diferentes momentos del sueño y la literatura gótica te hablo en uno de mis vídeos:



ENCONTRANDO EL TIEMPO PARA CONOCERTE MEJOR


Todos luchamos contra el dios Cronos, el tiempo, y también con la procrastinación que suele surgir a raiz de la resistencia que nuestro cerebro pone cuando algo nos cuesta enfrentarnos a algo que sabemos nos va a dar trabajo. En esta resistencia también encontramos información importante que no deberíamos pasar por alto.


Hubo un momento de mi vida como profesora de inglés, que solo hacía que oír a mis alumnos quejarse por la falta de tiempo para hacer deberes, ver series en inglés, leer en inglés, y un largo etcetera de actividades que fácilmente podían incluir en su día a día sin demasiado esfuerzo y que de haber tenido la motivación adecuada habrían encontrado muy útil. Pero como todo lo que se hace por obligación, si no se siente la necesidad, o la llamada no es lo suficientemente fuerte para emprender algo, encontramos todas las excusas posibles, habidas y por haber.


Si te interesa saber más sobre este tema, no te pierdas mi artículo ¿Todo en tu vida te hace feliz? del número 15 de mi revista, Tienes alma gótica pero no lo sabes.


Al final del día, cuando realmente estamos buscando respuestas a las dinámicas que se están sucediendo en esos momentos oscuros en nuestras vidas, necesitamos querernos un poco más y dar prioridad a ejercicios mentales sanos que, aunque requieran de un tiempo, a la larga nos van a beneficiar inmensamente porque dejaremos de perder nuestro preciado Cronos. En otras palabras dejaremos de buscar actividades compensatorias que no estén realmente alineadas con lo que está sucediendo en nuestro interior y nos centraremos en lo más importante para nosotros/as.


Mi técnica es escribir mis sueños por la mañana, antes de que pase nada en mi vida. Si no lo recuerdas no pasa nada. También puedes grabarte un mensaje de voz a tí mismo/a, pero no es lo mismo, ya que terapeuticamente, es más beneficioso tomar el tiempo en escribir las palabras a mano. Hay toda una explicación científica detrás de esto.


En cuanto a mi trabajo de escritura expresiva, este lo hago cuando llevo mucho tiempo dándole vueltas a un pensamiento recurrente que me está oprimiendo. Como estos suelen ser pensamientos que se resisten y necesitan su tiempo, los dejo para el fin de semana, principalmente el domingo, que es cuando tengo el tiempo para conectar conmigo misma más profundamente sentada en el patio de mi casa.


Por la noche antes de dormir, combino la lectura con la escritura de mi diario de las sombras, de la que ya te hablaré más en otro artículo.


Como ya te he contado, hay muchos tipos de diarios y/o de mantener un seguimiento de los diferentes pensamientos para poder tratar tus preocupaciones de forma terepéutica.


Si realmente quieres comenzar a crear conciencia y ver cambios en cualquiera que sea aquello que más te preocupe en estos momentos y no sepas cómo llegar al fondo de la cuestión, tan solo piensa que muchas de las respuestas están dentro de tí. Tan solo necesitas saber como llegar al centro de tu psique, y qué mejor manera que escribir para tí mismo/a, entablando una conversación abierta, honesta y sin filtros.


Ahora tan solo tienes que decidir sí realmente quieres emprender este viaje interior o prefieres seguir dando palos de ciego al agua sin saber realmente que es lo que te está bloqueando.


PENSAMIENTOS FINALES

  • Nunca subestimes el poder de los regalos de infáncia.

  • Las razones por las que escribes diarios o no dice mucho de tus procesos mentales.

  • Escribir a diario no tan solo aporta claridad en tus pensamientos en los momentos más oscuros, sino que esta información es a la larga un tesoro muy valios para tí y para otros.

  • Tomar distancia de tus escritos te ayuda a ver tus procesos mentales de forma objetica, sin ataduras, por lo que verás soluciones y patrones claros.

  • La escritura expresiva te puede ayudar no tan solo a solucionar bloqueos mentales, sino tmabién a mejorar tu salud física y relaciones sociales.

  • Es importante encontrar el momento adecuado para dedicarte ese tiempo para escribir.

  • Si relamente tienes curiosidad por saber más, encontrarás el momento más adecuado para llevar a cabo esta activida.

¡Gracias por leer!


Hasta la siguiente entrada


Alicia


 

BIBLIOGRAFÍA







¿Te gustaría saber más sobre los beneficios de la escritura terapéutica? Reserva tu primera visita gratuita conmigo y cuéntame qué te gustaría resolver:


 

Y por último, no olvides adquirir mi revista mensual digital Tienes alma gótica pero no lo sabes por tan solo €4.99.


Los beneficios obtenidos de las suscripciones me ayudan a financiar mi proyecto de investigación Representaciones del Arquetipo de la Gran Madre en producciones góticas y de terror a través del lente junguiana para ayudar a otras personas en su camino de autorreconocimiento.








Comments


bottom of page